GRIFOS TERMOSTÁTICOS: EL CONFORT BAJO EL AGUA

Los grifos son elementos imprescindibles dentro de nuestro hogar, gracias a ellos controlamos a nuestra voluntad el uso fría y caliente de una manera sencilla y rápida.
Cada vez es más común encontrarte con grifos en los que puedes regular de manera más precisa la temperatura del agua, así como la presión con la que quieres recibirla.

Controlar el flujo de agua caliente no es tarea fácil. Además, la regulación de la temperatura es muy incómoda y poco precisa, lo que puede llevar a quemarnos o helarnos en la ducha.

Si, además, mientras nos duchamos, alguien está usando otro grifo de la vivienda, el flujo de agua caliente en la ducha se disipará y nos bajará la temperatura en picado. Para evitar estos problemas es muy recomendable instalar en nuestras duchas grifos termostáticos. Independientemente del consumo de agua en nuestra vivienda, el grifo regulará la cantidad correcta de agua caliente y fría hasta ajustarse a nuestra temperatura ideal.

Por fin podremos compartir agua con otras estancias de la casa.

¿Cómo funcionan los grifos termostáticos?

Todos los grifos de llaves o monomandos funcionan de la misma manera, tienen dos entradas de agua, una de agua fría y otra de agua caliente, cuando nos duchamos tenemos que realizar una mezcla de agua fría y caliente hasta alcanzar la temperatura deseada, esto se consigue aumentando o disminuyendo el flujo de ambas entradas.

Termostático significa que, una vez seleccionada la temperatura deseada, esta permanecerá invariable.

¿Cómo se consigue esto?

Gracias a un mecanismo en el interior de los grifos que consta de un filtro y un casquillo metálico en forma de cilindro.

Este cilindro dispone de juntas tóricas, dos secciones con perforaciones y otro cilindro de nylon en su interior equipado con una válvula térmica de cobre con parafina en su interior. El cuerpo del grifo dispone de dos entradas de agua, caliente y fría.

El agua se cuela por las ranuras del filtro del grifo alcanzando el cilindro perforado. En este momento el agua caliente alcanza el cilindro de nylon entrando en contacto con la válvula de cobre. La temperatura hace que la parafina en el interior de la válvula dilate empujando el cilindro de nylon y permitiendo la entrada de agua fría. 

Este práctico sistema controla de manera automática y permanente la temperatura del agua marcando la diferencia entra una ducha agradable y relajante a otra con sobresaltos.

Supongamos que nuestro de calefacción calienta el agua a 50ºC y hemos fijado el pomo de control de temperatura del grifo a 33°C. 

El agua caliente de la instalación a 50°C alcanzará la válvula térmica de cobre, haciendo que la parafina dilate empujando el cilindro de nylon y permitiendo la entrada de agua fría realizando la mezcla hasta que el agua alcance una temperatura de 33°C.

Si la temperatura del agua caliente baja la parafina se contraerá, disminuyendo la entrada de agua fría y recalibrando de forma automática y constante la temperatura del agua.

Parece magia.

 

Por ellos, en Veralia Deco disponemos de Grifería Termostática empotrada de la Colección Stick y acabado negro, que te sorprenderá:

      • Acabados de color para todo tipo de proyecto en acabados y en precio.
      • Acabado PVD, es un acabado de mayor calidad.
      • Ducha, baño, bidé y cocina.
      • Sistema cartucho TURN CLEAN SYSTEM

Si quieres conocer toda la gama, pásate por nuestra tienda.  Nuestras asesoras profesionales te ayudarán en tu elección.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social Media

Artículos populares

Categorías

Descubre

Artículos relacionados

We use cookies to improve your experience on our website. By browsing this website, you agree to our use of cookies.
Comienza a escribir para ver las entradas que estás buscando.